INTERVIENEN:

CLAUDIO MEFFERT. Director de la Feria Internacional de Turismo de Madrid

JOSÉ JOAQUÍN MOYA. Diputado Provincial de Turismo

SEBASTIÁN GARCÍA MUR. Alcalde de Dénia

BAUTISTA BORJA. Alcalde de Altea

ALEJANDRO BAS. Concejal de Turismo de Alicante

PEDRO HERNÁNDEZ MATEO. Alcalde de Torrevieja

DOMINGO DEVESA. Presidente de los hoteleros de Benidorm y su comarca

MODERA:

VICENTE HIPÓLITO. Miembro de la Asociación Alicantina de Periodistas y Escritores de Turismo. Radio Alicante-SER

LOS EXPERTOS VEN EN LA CALIDAD Y UNA BUENA PROMOCIÓN LAS CLAVES PARA RELANZAR EL TURISMO

F. J. BENITO

El debate, celebrado anteayer, quince días después del final de la Feria Internacional del Turismo de España (FITUR), la tercera más importante del mundo tras las de Londres y Berlín, y a la que acudieron 21 municipios de la Costa Blanca, tocó temas candentes de la actualidad en un sector que supone buena parte del PIB de la provincia. Todos los expertos convocados por el Club INFORMACION coincidieron en señalar la importancia de las ferias turísticas -motivo principal del debate-, como elemento de promoción «siempre que a ellas se acuda a trabajar y no sólo a figurar», como subrayó Claudio Meffert, que en los últimos diez años ha sido el director de la muestra. La idea de Meffert fue apoyada sin discusiones por el resto de los invitados, José Joaquín Moya, presidente del Patronato Provincial de Turismo; Pedro Ángel Hernández Mateo, responsable de la comisión de turismo del PP y alcalde de Torrevieja; Alejandro Bas, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Alicante; los alcaldes de Altea y Dénia, Bautista Borja y Sebastiá García i Mut; y el presidente de la patronal HOSBEC, Domingo Devesa.

La reflexión central sobre Fitur y el resto de las muestras turísticas descubrió que el sector está a favor de estas citas, «siempre que sirvan para trabajar y no sólo para estrechar manos», apuntó Claudio Meffert. Su posición fue defendida por José Joaquín Moya, presidente del Patronato, quien añadió que «son un instrumento más de la promoción turística a la que le sobra institucionalización». Alejandro Bas, edil alicantino, explicó que «para Alicante la feria ha ido muy bien este año pues tuvimos mayor espacio y logramos que se comprometieran un gran número de empresas directamente relacionadas con el sector. Por otro lado, logramos preacuerdos con Renfe y Aviaco para la creación de nuevos productos turísticos y sobre todo hay que congratularnos por el hecho de que la compañía aérea va a establecer una línea directa entre Alicante y Bilbao, un mercado turístico básico para la Costa Blanca».

Pedro Hernández Mateo, alcalde de Torrevieja felicitó incluso a su colega Bas por la noticia de Aviaco y también calificó Fitur, «como una buena feria para nuestros intereses». En el mismo sentido se expresaron Bautista Borja, alcalde de Altea -quien apostó por el turismo residencial para su población- y el de Dénia, Sebastiá García i Mut, quien fue crítico con la marca «Mediterrània» aunque apuntando que «sería importante que en el futuro acudamos todos juntos, porque sino estamos dando una imagen negativa. Además el stand del ITVA no fue novedoso y faltó representación de nuestras ofertas globales como Orihuela, parajes naturales, turismo rural…». En este sentido, Claudio Meffert, director de Fitur, intervino para desdramatizar el asunto de acudir juntos o separados a la feria, «es algo totalmente cíclico y pienso que cada uno es libre de decidir cómo va. Siempre ha ocurrido que unos van juntos y otros separados y después se vuelven a unir. Sobre el stand de la Comunidad Valenciana, particularmente pienso que fue un buen espacio, sobre todo por estar dirigido básicamente al trabajo, con muchas mesas». Devesa, presidente de la patronal hotelera HOSBEC, se permitió ironizar sobre Fitur, aludiendo implícitamente al exceso de institucionalización de la muestra, demasiado recargada de políticos.

Otro de los temas claves del debate volvió a ser la marca turística paragüas -una asistente del público sugirió simpáticamente que lo de paragüas se cambiara por sombrilla-, «Mediterrània». Como siempre hubo opiniones para todos los gustos. Defensa a ultraza por parte de los representantes del Patronato Provincial de Turismo y el Ayuntamiento de Alicante, críticas razonadas del alcalde de Torrevieja (PP) sobre la conveniencia o no de la marca cuando ya existen «Costa Blanca» y «Benidorm» y opinión de Claudio Meffert, al apuntar que «Mediterrània» puede terminar siendo un buen sello en el marco general, pero siempre que no reste protagonismo a las ya creadas como por ejemplo Benidorm. No obstante, creo que cuantos más soportes mejor». El alcalde de Torrevieja fue todavía más lejos al afirmar que «el sur de la provincia apenas se identifica con la Costa Blanca, que alude más a la capital y el norte».

Por otro lado, los expertos convocados por el Club INFORMACION auguraron una buena temporada turística para este año, incluso pese a la situación de crisis económica que sacude Europa. Particularmente, la ausencia de acontecimientos en España -Compostela no quita mercado- favorecerá a la Costa Blanca. El presidente del Patronato, José Joaquín Moya, afirmó, sin embargo, que «todas las plusvalías que el sector genere ahora deben reinvertirse en turismo, para que cuando la situación internacional cambie y el norte de Africa y Europa vuelvan a ser rivales, estemos preparados». Todos dieron además una importancia especial al hecho de que el 50% del turismo es nacional, «por lo que hay que cuidarlo más concienzudamente».

El cuidado de la relación calidad-precio -Devesa tuvo su opinión personal al apuntar que, por ejemplo, los ingleses sólo miran el precio- y de las infraestructuras, también acapararon un espacio importante en el debate, sobre todo en las preguntas lanzadas desde el público. En el coloquio se recordó la necesidad de cuidar el medio y de parte de un asistente, representante de los ecologistas, Carlos de Aguilera, se informó de los «29 cementerios de automóviles que hay en la entrada de otros tantos municipios turísticos de la provincia». Afirmación que tuvo rápida respuesta del representante de la Diputación, quien reconoció el hecho «y lo cierto es que dentro de una buena política turística también se trabaja para solucionarlo». El alcalde de Dénia, García i Mut, pidió por su parte inversiones para El Altet y ferrocarril y gratuidad del peaje de la A-7 y Claudio Meffert, director de Fitur, finalizó apuntando la necesidad de «ser más amables con los turistas, limpiar las calles, cobrar precios razonables», proclamando la necesidad de una concienciación general.

Datos informativos

Fecha inicio : 15-02-1993

Leave a Reply