INTERVIENEN:

LUIS BONMATÍ. Director de la Editorial Aguaclara

VICENTE AMAT. Director de la Editorial Alcoldre

JOSÉ RAMÓN GINER. Director del Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Alicante

ARMANDO ALBEROLA. Director de publicaciones del Instituto «Gil Albert»

GERARDO MUÑOZ. Novelista

FERNANDO LINDE. De la Asociación Provincial de Libreros

JOSÉ LUIS JOVER. Director de la distribuidora La Tierra

MODERA:

ÁNGELES CÁCERES. Colaboradora de INFORMACION

EL PESIMISMO Y EL PANORAMA SOMBRÍO MARCAN EL FUTURO DEL MERCADO DEL LIBRO

L. RIPOLL

La periodista Ángeles Cáceres, colaboradora de INFORMACION y que el jueves actuó de moderadora en el debate, planteó durante su breve introducción los motivos, que en su opinión, propician que el índice de compra de libros en España siga siendo bajo y el hecho de que se consideren «best sellers» títulos que vendan 5.000 volúmenes. «La culpa posiblemente esté repartida y compartida (…) pero la realidad demuestra que el español de la calle cada vez lee menos». Con estas palabras dio paso a la primera intervención.

Luis Bonmatí, director de la editorial Aguaclara, se despuntó de sus compañeros con su relato «Conversación en la catedral», en el que muy hábilmente esbozó los principales problemas a los que se tiene que enfrentar el libro: la calificación de «ladrillo», el exceso de títulos editados, la desaparición del cliente de librería, el uso decorativo del libro, y la publicidad por televisión.

Sin embargo, tras este recorrido «general» por el sector se pasó a los problemas específicos de una editorial privada, Alcoldre, con el comentario de su director Vicente Amat, que además de reivindicar más subvenciones se mostró contrario a la reducción de títulos editados. «La solución no pasa por combatir la producción, sino por promover la lectura», dijo.

El mismo esquema de exposición siguió Armando Alberola, director de publicaciones del Instituto Juan Gil-Albert, aunque con la diferencia de que la editorial que dirige es institucional al ser un organismo de la Diputación Provincial.

Producto industrial

Si hubo alguien que intentó ser polémico en el debate ese fue José Ramón Giner, director del Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Alicante, pero apenas lo consiguió. Sus tajantes afirmaciones de que «el libro es sólo un producto más dentro de la industria cultural» y que «no es el único transmisor de cultura» no fueron replicadas por sus compañeros de mesa ni tan siquiera por el público, puesto que solamente un espectador situó al libro como algo más que un objeto comercial, «la literatura es un sistema de conocimiento del ser humano», afirmó.

Gerardo Muñoz era el único representante de los autores y desde ese punto de vista habló. Criticó los premios importantes -«son un sorteo»-, la influencia de la televisión a la hora de vender un libro, y a los grandes grupos editoriales: «Buscan sólo el dinero e impiden que haya una relación entre editor y autor, que creo es fundamental». Asimismo, alabó la labor de «mecenazgo» que, en su opinión, desarrollan las instituciones públicas.

La proliferación de los puntos de venta y la ausencia de una regulación legal al respecto fueron temas tratados por Fernando Linde, de la Asociación Provincial de Libreros, y por José Luis Jover, director de la distribuidora La Tierra, quien afirmó que el «best seller tiene todas las de ganar, pero se debe conseguir que las librerías sean rentables para mantener además de éste la cultura en general».

El panorama futuro no pudo ser planteado con mayor pesimismo, aunque como dijo un espectador: «El único que tiene que quejarse es el lector porque vosotros -el sector- vendéis más que nunca y cuanto más vendéis, más caro lo vendéis».

Datos informativos

Fecha inicio : 26-04-1993

Leave a Reply