Intervienen
Roberto Ballester.
Gerente de la Fundación ÉTNOR
Rafael Ortiz. Director de EGESOCIAL

SÍNTESIS DEL CONTENIDO

La conferencia gira en torno a los dos ejes que definen la gestión de las empresas en el siglo XXI, ética y pragmatismo. La relación entre ambos está caracterizada por la tensión que produce la adaptación de la empresa a los requerimientos del mercado y sus públicos interesados, y a la propia contextura ético/moral de sus gestores.
La sensibilización social, cada vez más intensa y definida en favor del comportamiento ético de las empresas, demanda de sus gestores la superación de la dicotomía entre los dos ejes. La RSE como modelo de gestión facilita esta unión, armonizando los intereses económicos, sociales y ambientales, para hacer más sostenibles y responsables a las empresas.
La charla plantea dos cuestiones que son el núcleo duro de la Responsabilidad Social y definen a la Empresa Total: de una parte las aportaciones de la ética a la empresa, y de otra cómo este modelo de gestión opera sobre los recursos tangibles e intangibles para generar el valor en los 360º.

EXAMEN DE LA «CONCIENCIA SOCIAL» DE LAS EMPRESAS EN EL CLUB INFORMACIÓN
A. V.
­
La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) no es un privilegio para grandes cuentas, sino una «actitud en la gestión empresarial» que considera el impacto humano, cultural y medioambiental de las actividades económicas. «Hay empresas que han demostrado que con siete personas se puede tener un negocio sostenible sin dejar de ser rentable», explicó ayer Rafael Ortiz, director de la consultora de RSE Egesocial, antes de su conferencia de ayer en el Club INFORMACIÓN, Ética y pragmatismo en la gestión empresarial. La gestión total.
En el acto, que contó también con la intervención de Roberto Ballester, gerente de la Fundación Étnor, Ortiz resaltó que esta estrategia o actitud empresarial no es «hacer cosas diferentes a las que hace nuestra empresa», si no que se trata de «integrar intereses empresariales y bien común». Puso como ejemplo una pyme de siete personas, Excavaciones Javierre: «reutilizan el escombro para construir; recuperan materiales que ya supusieron un desgaste paisajístico en canteras y un gasto energético y cuyo desecho tendría impacto medioambiental».
Para él, «la desaparición de la ética en la empresa» por abrazar el pragmatismo «conduce a crisis de sistema como la que estamos sufriendo ahora».

Datos informativos

Fecha inicio : 05-02-2013
Organiza : Egesocial (Escuela de Gestores y Emprendedores Sociales)
Información extra :
Entrada libre

Leave a Reply