En colaboración con el Centro de Estudios Iberoamericanos «Mario Benedetti» y del Centro Iberoamericano de la Biodiversidad

INTERVIENE:

GONZALO HALFFTER SALA. Presidente del Comité Internacional sobre Reservas de la Biosfera, comité asesor del Director General de la UNESCO

PRESENTA:

EDUARDO GALANTE PATIÑO. Catedrático de Ciencias Ambientales, director del Centro Iberoamericano de la Biodiversidad (CIBIO), de la Universidad de Alicante

MODERA:

JOSÉ MARÍA PEREA. Periodista

«LA BIODIVERSIDAD DEBE PROTEGERSE POR MOTIVOS ÉTICOS Y ESTÉTICOS

VICENTE LÓPEZ

Las más de ciento treinta personas que acudieron el pasado lunes al segundo acto organizado por el Club INFORMACION coparon el aforo del salón de la Sede Ciudad de Alicante de la Universidad e hizo que, incluso, algunos asistentes tuvieran que buscar asiento en el suelo. La conferencia «La gestión de la biodiversidad en el siglo XXI» por el profesor Gonzalo Halffter Sala, desbordó todas las expectactivas de aceptación.

El protagonista tampoco merecía menos. halffter, presidente del Comité Internacional sobre reservas de biosfera y próximo doctor Honoris Causa de la Universidad de Alicante, es una personalidad de reconocido prestigio en el ámbito científico.

El profesor Halffter explicó una teoría de la conservación que pasaba por analizar las cuatro generaciones transcurridas hasta hoy con conceptos distintos de la gestión de la biodiversidad. Estas etapas la forman la existencia de los cotos de caza, en la Edad Media; los parques naturales, al final del siglo XIX; las reservas de biosfera, en los años 70; y los ordenamientos ambientales regionales, aún por desarrollar.

El discurso de Halffter, «no pesimista sino realista», advierte sobre la gravedad y el daño irreversible que la acción del hombre está causando a la biosfera. El profesor cuestionó la Conferencia de Río y otras actuaciones en las que no se cuenta con la comunidad científica para la conservación de la biosfera. «Nadie, ningún país acepta soluciones al deterioro de la capa de ozono», criticó.

Considera, además, que la conservación de la biodiversidad «es un problema ético y estético». Según Halffter, «la reserva de la biosfera tiene un factor moral, y es que la sociedad tiene derecho a disfrutar de la naturaleza».

Halffter, que estimó en cuatrocientas el número de reservas biológicas del mundo, defiende un aprovechamiento sustentable de las reservas biológicas, así como conseguir la implicación mayor de ONGs, poblaciones locales y las empresas.

Un camino difícil

Hablar de biodiversidad y conservación de la naturaleza en este siglo «es difícil», según Halffter, cuando éste ha sido el más violento de todos. El profesor desconfía de la voluntad de los países para articular verdaderas polícias medioambientales. Quizá por este motivo, encuentra pocas salidas al estado actual del ecosistema.

«No soy partidario de sustos, pero la verdad es útil», asegura Halffter, para quien sólo la democracia y la voluntad de diálogo podrían remontar una situación de deterioro que parte del siglo XIX. «Nunca ha desaparecido tanta fauna, humedales y bosques como en el siglo XIX y en la primera mitad del XX», expuso. Para ello, habrá que revertir la tendencia de reducir las inversiones en ecología, puesto que el profesor advierte que «se invierte menos que hace dos décadas».

Datos informativos

Fecha inicio : 04-10-1999

Leave a Reply