INTERVIENEN:

JEAN-PIERRE GALTIER. Cónsul de Francia en Alicante

SALVADOR FORNER MUÑOZ. Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Alicante

FRANCISCO MORENO SÁEZ. Catedrático de instituto

JOSÉ FERRÁNDIZ CASARES. Columnista de Internacional del Diario INFORMACION

EDUARDO RUIZ ABELLÁN. Profesor titular de Ciencia Política de la Universidad de Alicante

LOS PONENTES COINCIDEN EN QUE EL PARO Y LA CORRUPCIÓN PROVOCARON LA DERROTA SOCIALISTA

ROGELIO FENOLL

En el mismo momento en que el presidente François Miterrand se dirigía el lunes por la tarde a la nación, el cónsul Jean-Piere Galtier abría el debate en el Club INFORMACION indicando a los asistentes el definitivo reparto de escaños, al tiempo que confirmaba la mayor victoria del centro derecha en su historia (82% de los escaños) y el hecho de que el 52% del electorado había rechazado a los socialistas.

Galtier explicó al centenar de asistentes las características de la V República y la Constitución de 1958, pensada para asegurar una estabilidad gubernamental, permitir una cierta duración del poder para realizar su trabajo y el favorecimiento de la alternancia democrática. El cónsul subrayó que el sistema electoral francés para las legislativas es mayoritario y a dos vueltas, por lo que los pequeños partidos están obligados a aliarse si no quieren marginarse del parlamento.

Cambio de ciclo

El catedrático Salvador Forner, quien se mostró sorprendido por el aumento del centro derecha en la segunda vuelta, señaló, tras un breve repaso histórico, que, posiblemente, estemos ante un cambio de ciclo político en Europa y un agotamiento de fórmulas provocado por los radicales cambios producidos en el continente en los últimos años. Forner rechazó las críticas sobre lo «antidemocrático» del sistema electoral galo ya que, pese a reconocer sus imperfecciones, destacó que favorece una mayor relación con los elegidos y ha evitado que el Frente Nacional obtuviera medio centenar de escaños. Para Francisco Moreno sí que es injusto el sistema electoral, como también lo es el español, pero más el galo. El catedrático ya entró en el análisis de la debacle socialista y apuntó el aumento del paro como causa fundamental, seguido de las corrupciones, la fascinación por el poder o las tramas paralelas. Moreno planteó las posibles semejanzas y diferencias con España, asunto que giró por encima del debate, especialmente entre el público, y que al final el cónsul cerró afirmando que «no puede haber ninguna influencia de las elecciones francesas sobre las próximas españolas porque cada país de la Comunidad Europea tiene que vigilar y preservar su propia identidad. Los problemas de un país no son los mismos que los de otros y las soluciones, por tanto, son otras».

Francisco Moreno aludió a la propuesta de Rocard de aglutinar a la izquierda y los ecologistas en un solo bloque para el futuro ya que, dijo, «puso el dedo en la llaga de toda la izquierda europea». Para este profesor, la renovación de la izquierda y de la vida política debe implicar el abandono de la prepotencia, la integración de nuevas corrientes o el planteamiento de nuevos problemas. «El desinterés de la sociedad viene provocado por el teatro, lo que se dice y luego no se hace, la sensación de falsedad», indicó tras pedir una mayor cultura política en los ciudadanos.

El columnista José Ferrándiz Casares atribuyó también al continuo aumento del desempleo el motivo principal de la derrota socialista y dijo que, quizás, el triunfo de la coalición no reporte grandes mejoras de la situación. Ferrándiz se centró en la situación económica y sus relaciones en este campo con otros países, mientras que Ruiz Abellán subrayó que hay un «riesgo de falsa extrapolación» si hacemos una lectura española de las elecciones francesas ya que son dos regímenes distintos. Para el profesor de Ciencia Política ha habido un voto de castigo a la izquierda en general: «Puede haber una marea, pero una marea parlamentaria, no un arrasamiento de la derecha». Asimismo, añadió al paro como causa de la derrota del partido socialista la «quiebra ética» en los partidos europeos de izquierda, al contemplar éstos cómo se derrumban las utopías, reemplazadas por el disfrute del poder: «El Gobierno, el poder, se convierte en un consejo de administración, se pierde el referente ético». Ruiz Abellán recordó que la derecha francesa tendrá otra prueba electoral dentro de dos años y si hasta entonces no hace lo que cumple también puede ser castigada.

Decepción

Galtier hizo un ade sus intervenciones más polémicas al afirma que cuando el PS llegó al poder en el 81 tenía mentalidad de ruptura política radical, era un partido anticapitalista, de cambio. Galtier destacó los logros sociales alcanzados por los socialistas y su pretensión de reconstruir la economía sobre la base de la teoría keynesiana, pero indicó que desde el 83 ha hecho una política de derechas: «En 1993 el elector ya no sabe lo que quiere decir socialismo, sólo sabe que él se empobrece y los del poder se enriquecen. Han rechazado a un grupo político que les ha decepcionado en su práctica política.

Datos informativos

Fecha inicio : 29-03-1993

Leave a Reply