INTERVIENE:

CÁNDIDO MÉNDEZ. Secretario general de la Unión General de Trabajadores

MODERA:

JOSÉ MARÍA PEREA. Periodista

CÁNDIDO MÉNDEZ DENUNCIA LAS CAMPAÑAS QUE ATEMORIZAN CON LA QUIEBRA DE LAS PENSIONES

ALFREDO FERNÁNDEZ

El secretario general de UGT, planteó su conferencia-coloquio sobre tres ejes básicos: la defensa del Estado del bienestar, la cohesión social y el apoyo a la contribución de la UE, aunque el hilo conductor fue la situación que se vive en España por la caída del empleo.

En este contexto, expresó su inquietud por las voces que defienden la privatización de la sanidad familiar y la Seguridad Social. Méndez denunció a las compañías de fondos de pensiones «que atemorizan con la quiebra de las pensiones, algo imposible, ya que supondría que antes quebrara el Estado, mientras que sí existen compañías privadas que han ido a la quiebra en Gran Bretaña».

Bajo estos planteamientos, afirmó que «la Seguridad Social es el principal mecanismo de solidaridad social en España, por lo que de romperse la unidad de caja se dañaría el sistema de reparto y protección».

Respecto a los temas sindicales, defendió un marco de negociación único para todo el país, ya que «los convenios de nacionalidad pueden llevar a la fragmentación de las normas laborales y se corre el riesgo de favorecer la discriminación, según la correlación de fuerzas».

Sindicatos nacionales

Sus mayores críticas fueron enfocadas hacia algunos los sindicatos nacionalistas, «en los que predominan más los valores nacionales que la solidaridad cuando se trata de trabajadores de Comunidades próximas».

Pidió también una definición más clara del modelo de construcción europea, que conlleve «una armonización fiscal que corrija los desequilibrios de mercado. Destacó que la única forma de solucionar las amenazas de librecambismo y de las dos velocidades es poner más énfasis en la Europa política.

En cuanto a los costes laborales, puntualizó que en la última década se han abaratado y que la moderación salarial, aunque podrá dinamizar ligeramente la recuperación económica no será una medida suficiente para solucionar el desempleo.

Criticó la reforma laboral porque si bien es cierto que «crea empleos con salarios precarios» no impulsa la productividad, basada en la profesionalidad y la seguridad en el empleo.

Respecto a la negociación colectiva del 95, señaló que las mejores perspectivas económicas deben tener su reflejo en los salarios, lo cual contribuirá a la recuperación del consumo interno. También expuso que 1995 será el año de la negociación colectiva, tras la sustitución de las ordenanzas laborales, donde UGT apuesta por la negociación y el consenso.

Méndez volvió a pedir un debate nacional sobre el empleo, que suponga una reducción de jornada. Insistió en lograr una política industrial activa como requisito imprescindible, que permita empresas competitivas, exportadoras y de tamaño suficiente.

Ante el ambiente de crispación política que vive el país apuntó que «es imprescindible recuperar el sosiego y tranquilidad en las instituciones para recuperar el clima social que permita rentabilizar más la recuperación». También defendió la autonomía de los sindicatos respecto a los partidos y la unidad de acción con Comisiones Obreras.

Datos informativos

Fecha inicio : 21-11-1994

Leave a Reply