INTERVIENEN:

FABIÁN MÁRQUEZ. Asesor laboral de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)

ISIDRO MARTÍN ROLDÁN. Presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Provincia de Alicante (COEPA)

MODERA:

FRANCISCO LÓPEZ-TARRUELLA MARTÍNEZ. Catedrático de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad de Alicante

LOS EMPRESARIOS AUGURAN MÁS CONFLICTIVIDAD LABORAL SI LOS SINDICATOS NO SE SACRIFICAN

ROSA ANA FRAILE

El moderador del debate, Francisco López-Tarruella, catedrático de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad de Alicante abrió el turno de intervenciones con una breve exposición con la que situó a la audiencia sobre el acuerdo o desacuerdo de empresarios y sindicatos respecto de las reformas laborales aprobadas por el Gobierno.

Le siguió en el turno el presidente de COEPA, Isidro Martín, quien calificó las medidas como «necesarias, tímidas, tardías e incompletas» que a su juicio no se ajustan a lo que realmente requiere una crisis estructural en la que las reformas deben desarrollarse con «contundencia, claridad y suficiencia».

Martín dijo que es necesario que el Gobierno cumpla el acuerdo del Consejo Económico y Social aprobado en 1984 e insistió en que una situación económica como la actual «no se arregla convocando una huelga» a las que echó la culpa de ahuyentar la inversión extranjera del país.

El responsable de la patronal alicantina consideró que ha sido el desfase entre incrementos salariales y precios el que ha causado una recesión en la demanda y el empobrecimiento de las empresas por lo que dijo es necesario mantener el nivel salarial en los próximos años, mejorar la inversión suprimiendo las cláusulas de revisión salarial y acelerar la reforma de la formación profesional.

Respecto al mercado laboral dijo que habría que reducir el intervencionismo de los poderes públicos en las relaciones laborales, mejorar la negociación colectiva, desarrollar el principio de libertad de empresa, derogar las ordenanzas laborales así como suprimir la prórroga automática de los convenios y de los salarios. En cuanto a los contratos abogó porque el Gobierno reconsidere los mecanismos que existen en los contratos indefinidos y en cuanto al déficit público propuso controlar el fraude en prestaciones sociales y reformar el sistema fiscal abaratando los diversos impuestos empresariales.

Martín consideró que aunque es cierto que los sectores exportadores y el turismo se han animado «no debemos tener una imagen irreal de que estamos saliendo de la crisis». Destacó además la elección de Alicante como sede de la agencia de marcas que servirá para publicitar la provincia y de impulso a sectores como la construcción.

Cobertura

El asesor laboral de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Fabián Márquez, coincidió con Martín en que una crisis estructural no se afronta sólo con medidas que afecten a los salarios e indicó que la CEOE no asumirá compromisos en materia de rentas hasta que «no sepa cómo sitúa el Gobierno la reforma del mercado de empleo».

Auguró una fuerte conflictividad laboral una vez que el Gobierno ha hecho recaer sobre la negociación colectiva todo el peso de la reforma «salvo que los sindicatos pierdan márgenes de garantías, seguridad y hagan más sacrificios».

«Hasta ahora se ha dado cobertura y no empleo» dijo el asesor laboral de la CEOE, para quien el rechazo de los sindicatos al recién aprobado contrato de aprendizaje resulta «dudoso» si se tiene en cuenta la alta tasa de paro juvenil que existe en España.

Se refirió a los «vacíos» que existen en la reforma que ha aprobado el Gobierno a la que calificó como «un hachazo a la flexibilización laboral» y dijo que si los sindicatos «se atrincheran, los empresarios perderán fe en la negociación colectiva». En este sentido mantuvo que la CEOE recomendará una postura congruente con la crisis. «Sin recomendar nada la crisis impone sus propias medidas», añadió.

«Una economía en crisis, necesita salida, como en la plaza hay que dar salida al toro, templándolo» apostilló Márquez haciendo una comparación taurina al tiempo que precisó que la CEOE no aboga por una desregulación laboral -como piensan los sindicatos- porque eso supondría más tensiones sociales.

Finalmente el asesor laboral de la CEOE señaló que si los sindicatos piensan que el mercado de trabajo no es rígido la nueva reunión del Consejo Económico y Social en la que se debatirá la reforma laboral «será un diálogo de besugos».

Datos informativos

Fecha inicio : 13-12-1993

Leave a Reply