INTERVIENEN:

MANUEL MONTESINOS. Jefe del Servicio Territorial de Comercio de la Generalitat Valenciana

FRANCISCO ROVIRA. Presidente de la Federación Alicantina de Comercio de las PYME

CONCEPCIÓN CANDELA. Vicepresidenta de la Asociación de Comerciantes de Elche

ATILANO PADILLA. Ex presidente de «Corazón de Alicante»

MIGUEL LÓPEZ. Secretario general de la Unión de Consumidores de Alicante (UCE)

MODERA:

VICENTE CLIMENT. Responsable de Informativos de COPE-Alicante

LOS COMERCIANTES PROPONEN PARA AFRONTAR LA CRISIS RENOVAR LOS NEGOCIOS Y ASOCIARSE

SUSANA ABIA

La convocatoria del Club INFORMACION congregó en la noche del lunes a 148 personas, la mayoría de ellas vinculadas al mundo del comercio y de la empresa. En el debate intervinieron como ponentes el jefe del servicio territorial de la Conselleria de Comercio, Manuel Montesinos, el presidente de la Federación alicantina de comercio de las Pymes, Francisco Rovira, la vicepresidenta de la asociación de comerciantes de Elche, Concepción Candela, el ex presidente de la asociación de comerciantes Corazón de Alicante, Atilano Padilla, y el secretario general de la Unión de Consumidores de l´Alacantí, Miguel López. Como moderador actuó el responsable de los informativos de la cadena COPE Alicante, Vicente Climent.

La intervención de Atilano Padilla, quien apuntó que «la Cámara de Comercio tiene mucho que hacer por el comercio, más de lo que hace, y tiene que llegar hasta el pequeño comerciante porque son muchos los que están descontentos», suscitó murmullos y comentarios y una acalorada réplica del presidente de la asociación de comerciantes textiles y miembro de la Cámara, Mariano Paniagua, que se encontraba entre el público. «La Cámara de Comercio, a la que pertenecemos todos, se ha preocupado muy mucho y trabajado incansablemente», señaló Paniagua que se resistía con denuedo a abandonar el uso de la palabra y que consiguió los aplausos de los asistentes al afirmar que «el tema fiscal es la gran espada de Damocles que tienen encima los comerciantes».

En la primera rueda de intervenciones el jefe territorial de Comercio expuso que «en 1980 había 22.659 comercios en la provincia y en 1993 hay 21.243. Los que desaparecen es por falta de capacidad para evolucionar, porque el pequeño comercio tiene que competir en aquello que lleva ventaja: la calidad del género y la atención personalizada al cliente».

Por su parte, el presidente de la federación de comercio de las Pymes señaló que «el juez del mercado será el cliente y el ejecutor la competencia», recalcando que en los momentos de crisis hay que hacer un frente común. Rovira leyó a la concurrencia un curioso decálogo de lo que no debe hacer un comerciante: «1º. Especule con las mercancías, no se preocupe si están un poco rotas. 2º. No renueve periódicamente su establecimiento, década tras década va adquiriendo cada vez más solera, incluso es posible que algún día se lo declaren Monumento histórico nacional. 3º. No se preocupe por mantenerse al corriente de las modas, usted no es culpable de que la gente haya perdido el mal gusto en el vestir y no va a dejarse arrastrar por esa ola. 4º. Desprecie las nuevas fórmulas y técnicas comerciales, esas cosas son para los americanos. 5º. Despreocúpese de lo que los clientes, piensen de usted y de su tienda, el que no esté contento que no vuelva. 6º No se preocupe si la población se desplaza hacia otras áreas de la ciudad, ya sabe que la fidelidad del cliente a su detallista es una de sus características. 7º. Huya de todo lo que suene a asociación, seguro que es problemático y no va a acarrearle más que desgracias. 8º. No se preocupe por la sanidad económica de su comercio, la descapitalización del comercio no es más que una nueva versión del hombre del saco. 9º. Escatime todo lo que pueda en gastos de dinero y tiempo en cosas tales como tener un buen escaparate e iluminación; usted a vender lo que buenamente se presente por la tienda. Y 10º. Quéjese cuando pueda, la culpa de todo la tiene la crisis».

La exposición de la vicepresidenta de los comerciantes de Elche se versó en el testimonio de su experiencia. Concha Candela abogó por renovar el comercio e hizo un llamamiento a la Administración para que tenga en cuenta que sin comercios no existirían las ciudades.

Mientras que el ex presidente del Corazón de Alicante insistió en que hay que ser optimistas y en la necesidad de conseguir una Ley de Comercio, el secretario de la UCE planteó el punto de vista de los consumidores. Miguel López manifestó que «comercio y ciudad son dos hechos indisociables y cuestiones como el tráfico, el transporte, el aparcamiento o las calles peatonales influyen en la actividad».

El secretario de la UCE incidió asimismo en que «el comerciante tiene que buscar otro camino, como la franquicia y preocuparse por la renovación de fachadas, iluminación y rótulos». López se ganó el abucheo de gran parte del público -los pequeños comerciantes- cuando declaró que a los consumidores les es cómodo comprar en domingo.

Datos informativos

Fecha inicio : 22-03-1993

Leave a Reply