INTERVIENE
EVA ALMUNIA BADÍA.
Secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional

PRESENTA Y MODERA
JORDI SÁNCHEZ NAVAS
. Director del Club INFORMACION

EVA ALMUNIA BADÍA

Eva Almunia Badía (Esplús, Huesca, 1960) es actualmente Secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional, aunque lleva desde muy joven en puestos de responsabilidad al servicio de la Administración, bien como Concejal de su pueblo, Esplús y de la ciudad de Huesca, bien como Diputada en la Diputación Provincial de Huesca y posteriormente en las Cortes de Aragón.
Antes de ser nombrada Secretaria de Estado en 2008 fue Consejera de Educación del Gobierno de Aragón durante siete años, periodo en el que destacó en dos aspectos que resultaron pioneros a nivel estatal: por llevar a cabo políticas educativas de conciliación de la vida familiar y laboral mediante la creación de plazas escolares públicas en Educación Infantil en todo el territorio aragonés, y por su empeño en modernizar las aulas, al implantar el programa Pizarra Digital en todo el tercer ciclo de Educación Primaria, un ambicioso Programa que llegó a ser reconocido y premiado internacionalmente por el propio Bill Gates. Estos programas pioneros tienen hoy su traducción a nivel estatal en el programa Educa3 y Escuela 2.0.


LA SECRETARIA DE ESTADO DE EDUCACIÓN ANALIZA EL FUTURO DE LA FORMACIÓN

­
El pasado jueves el ministro de Eduación, Ángel Gabilondo, confirmó el acta de defunción del pacto de Estado por la educación que el Gobierno llevaba cocinando a fuego lento desde hace meses. El rechazo del PP y de otras formaciones políticas y sindicatos puso fin a la expectativa de crear un marco de referencia consensuado para dar establidad al sistema educativo.
La secreataria de Estado de Educación y Formación Profesional y número dos del Ministerio de Educación, Eva Almunia, pronunciará esta tarde en el Club INFORMACIÓN una conferencia-coloquio con un título revelador: «Una nueva formación para un nuevo tiempo». Este tiempo nuevo surge de la declaración de intenciones realizada por el propio Gabilondo cuando aseguró que su Ministerio intentará poner en marcha los 12 objetivos y 148 medidas que integran la propuesta final presentada al resto de formaciones. Eso sí, lo tendrá que hacer consechando apoyos puntuales para que cada medida o grupo de medidas vean la luz verde.
La presencia de Eva Almunia en el Club INFORMACIÓN pone el colofón al ciclo de debates y mesas redondas que sobre el pacto educativo se han venido desarrollando en este foro a lo largo de los últimos meses, con destacados representantes del ámbito educativo.


ALMUNIA AFIRMA QUE EL MODELO DEL LADRILLO FAVORECE EL ABANDONO ESCOLAR
PINO ALBEROLA

­
Era su primer acto público tras el fallido pacto con el Partido Popular. La secretaria de Estado de Educación, Eva Almunia, abordó ayer en el Club INFORMACIÓN el nuevo escenario que se abre tras el fracaso en la negociación y se detuvo en algunas de las cuestiones que afectan a la enseñanza en la Comunidad Valenciana. En este sentido, Almunia mostró su «tristeza porque haya tres comunidades autónomas, entre ellas la valenciana, no se hayan querido incorporar al programa Escuela 2.0», que posibilita que cada escolar, a partir de 5º de Primaria, tuviera acceso a un ordenador portátil. Cabe recordar que el conseller Alejandro Font de Mora ha rechazado estos ordenadores alegando que podían provocar miopía.
Almunia asegura que «cuando lanzamos el programa tuvimos una reunión con los técnicos y ellos nos dijeron que las pantallas debían de tener un mínimo de 11 pulgadas». Si el conseller, añade la secretaria de Estado, «debido a su formación, considera que los ordenadores deben tener una pantalla más grande, nosotros no le vamos a decir que no, porque el concurso para la compra de ordenadores lo hace él». Con el rechazo de estos ordenadores, añade, «se niega a los niños la posibilidad de aprender de otra manera, de aprender a vivir en un mundo conectado». Parece ser, cree Almunia, «que las prioridades de la Generalitat en materia de Educación es el idioma chino».
Tras el fracaso en el pacto por la Educación, Almunia cree que «tendremos que recurrir a acuerdos puntuales, aunque voluntad no nos va a faltar». En su charla, «Una nueva formación para un nuevo tiempo», la secretaria de Estado desgranó algunos de los pilares esenciales que, a su juicio, deben constituir la educación en el siglo XXI. La última etapa de la enseñanza centró buena parte de sus reflexiones. «Igual que hemos sido capaces de que los niños empiecen a ser escolarizados desde los tres años, debemos lograr que la enseñanza se prolongue por lo menos hasta los 18 años y lanzar el mensaje de que puedes estar aprendiendo a lo largo de toda tu vida». Almunia abogó por potenciar la Formación Profesional y «establecer puentes que hagan más sencillo el paso de la FP a la Universidad y viceversa».
Para la secretaria de Estado de Educación «hay que eliminar los mensajes, lanzados desde determinados modelos productivos como el de la construcción, de que no es precisa una cualificación para poder trabajar». Mensajes que provocan «que los jóvenes abandonen pronto el sistema educativo».

Nuevas tecnologías
El segundo pilar de este nuevo modelo de enseñanza pasa por las nuevas tecnologías. «La escuela no puede ser ajena a este fenómeno, ni puede decirle a los niños que las tecnologías de la información las aprendan en casa». Según un estudio mencionado por la secretaria de Estado, «está demostrado que el 30% de los niños, o abordan las nuevas tecnologías en la escuela, o no lo hacen en ningún otro sitio»
Por último, Eva Almunia se refirió a la importancia de los idiomas en la formación de los jóvenes. «El inglés es el idioma que mueve el mundo, por eso es necesario hacer un esfuerzo con las comunidades autónomas para mejorar la formación del profesorado y para que haya una mayor movilidad de alumnos y profesores con el resto de países europeos». Paralelamente, «hay que abordar los valores necesarios en esta Europa del siglo XXI porque ya no es lo mismo vivir en tu barrio que en una sociedad completamente conectada».

PREGUNTAS DEL PÚBLICO

¿Hay posibilidad de que la Formación  Profesional acabe integrada en la Universidad?
No hay intención ni voluntad del Gobierno de que la Formación Profesional acabe integrada dentro de las­ las universidades. Hace tiempo que abordamos la necesidad de crear un espacio de educación superior europeo, que de momento se ha centrado en la universidad. Pero la Formación Profesional y las enseñanzas artísticas también estás implicadas. No irán a la universidad, pero tendrán que colaborar con ella. Cada una tendrá su espacio propio en el sistema de enseñanza europeo.

¿Para cuándo la izquierda de este país afrontará la laicidad de la escuela pública?
El Ministerio de Educación forma parte del Gobierno de un país y, en este sentido, hay determinadas decisiones que se toman en el seno de los gobiernos. Mientras esta solución llegue, lo mejor que hemos podido hacer es ser respetuosos con las creencias religiosas de cada uno. La religión católica tiene su espacio dentro de la escuela y mientras no cambien determinadas cuestiones dentro de la sociedad, todavía es más complicado intentar cambiarlas en el ámbito de la escuela.

¿Están integradas las enseñanzas artísticas en el proceso de Bolonia?
Los decretos para las enseñanzas artísticas estarán listos de inmediato, esta semana o como mucho la semana que viene. Pero lo más importante es la voluntad que tengan las diferentes comunidades autónomas en poner en marcha esas enseñanzas, que por otro lado no tienen por qué estar integradas en el seno de las universidades. Por tanto, no existe más que la voluntad de que en el próximo curso 2010-2011 empiecen a funcionar los grados de enseñanzas artísticas.

En la sociedad del conocimiento, ¿se debe controlar a los centros colaboradores que funcionan con dinero público?
La transmisión del conocimiento a los jóvenes es necesaria pero no suficiente en nuestra sociedad. El profesor no es el único que transmite los conocimientos. Entran en juego otras habilidades y hay una responsabilidad de todos los que trabajamos en instituciones públicas de dar una respuesta adecuada a la sociedad. Lo mismo da que estemos hablando de un centro público que de otros gestionados con dinero público.

¿Un nuevo modelo educativo para solucionar el fracaso escolar en la ESO?
Para solucionar el fracaso escolar, pero también para atajar el abandono escolar. Es necesario cambiar la mentalidad y apostar por una formación a lo largo de toda la vida. Durante su intervención Eva Almunia contestó a otras preguntas como las referidas a la posibilidad de estudiar Formación Profesional a través de Internet, como ocurre con las carreras. La secretaría de Estado aseguró que esta posibilidad es ya una realidad gracias a una nueva plataforma on line.


EVA ALMUNIA. Secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional

«ROMPE MÁS ESPAÑA NO APOSTAR POR LA EDUCACIÓN QUE ESTUDIAR EN CATALÁN»

Entrevistada por MERCEDES GALLEGO

Firme defensora de dar a los jóvenes una buena formación como el mejor pasaporte de vida, la secretaria de Estado de Educación no oculta su malestar tras no haberse logrado el consenso en el pacto educativo pero mantiene su apuesta por lograr una enseñanza postobligatoria de calidad. Eva Almunia (Esplús, Huesca, 1960) estará mañana en el Club INFORMACIÓN para hablar sobre la nueva formación que imponen los nuevos tiempos.

­La cita es en la sede del Ministerio de Educación donde la secretaria general PP, María Dolores de Cospedal, acaba de dar calabazas a la propuesta de apoyo al pacto educativo en cuyo consenso se lleva trabajando más de un año. Lejos del abatimiento por un rechazo que no por esperado contraría menos, la segunda autoridad en materia educativa del Gobierno central es un torrente de energía que, así lo verbaliza, mantiene intactas las ganas de seguir trabajando para mejorar el sistema educativo aunque, matiza, «el proceso vaya a ser más lento sin el compromiso de todos».

¿Qué va a hacer el ministerio con el documento del Pacto tras el rechazo del PP?
Se trata de un documento de trabajo y reflexión sobre cómo está el sistema educativo y qué tenemos que hacer para modernizarlo, con un énfasis importante en la postobligatoria. Todas las evaluaciones internacionales nos dicen que es preciso que nuestros jóvenes tengan una mejor formación más allá de la obligatoria.

Luego se va a seguir trabajando sin modificar su contenido.
Es que es el documento de máximo consenso con toda la comunidad educativa.

No es eso lo que ha dicho el PP.
Porque en el PP siguen mirando la educación por el espejo retrovisor. Escuchaba a Cospedal (tras el anuncio del rechazo al pacto) y tenía la sensación de que estábamos en 1970, cuando en España había un libro de texto y el profesor era el único que transmitía el conocimiento. Ahora entiendo que en autonomías como Madrid, Valencia o Murcia no quieran enseñarle a los más jóvenes qué significa vivir en un mundo conectado en el que el conocimiento está más democratizado que en 1970. Porque el problema de España no es que los chicos estudien en una lengua u en otra, el problema es que tenemos que aprender a hablar en un idioma europeo. Esa es la realidad en el 2010: que los idiomas son indispensables y por eso se buscaba un compromiso, porque así se avanza más rápido. Pero una vez más el PP no ha estado a la altura, no le importa ni el sistema ni el modelo educativo.

Pero el documento no cuenta con el apoyo de todos los sectores implicados en el sistema educativo.
Dentro del mundo educativo se es consciente de que es necesario mejorar la postobligatoria, poner énfasis en la Formación Profesional (FP) y avanzar en que haya menos abandono y mejor formación. Por eso vamos a seguir trabajando tanto con la concertada como con la pública, así como con los agentes sociales. Porque yo pregunto: ¿España se rompe porque en Cataluña la lengua vehicular sea el catalán? Si se rompe por eso también se romperá porque haya comunidades que no apuesten por la educación.

Las formaciones más de izquierdas les acusan de no haber apostado por una educación pública y progresista para obtener el apoyo del PP que finalmente no han tenido.
El problema no es que haya centros públicos y concertados sino la necesidad de jóvenes preparados, porque dentro de diez años los trabajos que vamos a conseguir en Europa sólo van a ser para gente formada.

¿A qué atribuye el elevado índice de fracaso escolar y abandono que se registra en España?
Las leyes educativas de la democracia posibilitaron que fuera obligatorio estudiar hasta los 16 y con eso conseguimos que los jóvenes españoles llegaran a la universidad. Tenemos una tasa más alta de titulados universitarios que el resto de la UE. Pero desde hace diez años seguimos con el mismo porcentaje de abandono. Fuimos muy rápidos hasta hace una década y ahí nos estancamos.

¿Qué ocurrió?
Yo creo que hay una cuestión cultural y otra social. Antes nuestros padres decían: «si no apruebas, a trabajar» y eso ya no puede ser. Hay que cambiar esa mentalidad. ¿Cómo que si no apruebas a trabajar? Tu obligación es que te esfuerces y apruebas. Y eso lo tiene que hacer la familia.

Pero no es tan sencillo. ¿Qué hace una familia con un chaval que no consigue pasar de tercero de Secundaria?
Hay programas de apoyo y por eso en el pacto se fija un 4o de Secundaria distinto donde se pueda optar por otras vías para que, si el chico no quiere seguir estudiando, se garantice su formación.

Flexibilizar en vez de segregar.
Efectivamente, flexibilizar el sistema para que una decisión en un momento determinado no condene de por vida a seguir por una vía no deseada. Va a haber posibilidades de pasar de la FP a la universidad o del Bachillerato a la FP de grado superior.

¿Sólo con esto se acabaría con el fracaso escolar?
Con esto queremos acabar con el abandono, que son aquellos jóvenes de entre 18 y 24 años que dejan los estudios. Para acabar con el fracaso ya existen programas de refuerzo. El fracaso se produce entre los 13/14 años y hasta los 16. En esa etapa hay un montón de posibilidades porque queremos tener más titulados en Secundaria.

¿En qué medida han influido tanto en el fracaso como en el abandono los constantes cambios en los planes de estudio?
Yo creo que no ha habido tantos cambios en educación. Ha habido leyes, no cambios.

Pero las leyes provocan cambios.
En cuarenta años el sistema educativo ha sido el mismo: una primaria, una secundaria y un bachillerato, aunque se les haya llamado de modos diferentes.

Aún así, ¿por qué no se ha sido capaz de blindar el sistema para que no esté al arbitrio de los cambios de gobiernos?
Porque hay leyes y lo que dicen es que las cosas se aprueban con la mayoría más uno.

¿Cuenta el Pacto con la suficiente dotación presupuestaria (sólo ofrece una memoria económica de 1.570 millones para tres años) u ocurrirá como con la Ley de la Dependencia, que la falta de dinero frustrará su aplicación?
En educación el dinero nunca es suficiente pero creo que hemos demostrado que pensamos en el futuro y que nos lo creemos.

Está bien lo de creer, pero ¿cómo se puede poner en marcha una ley sin dinero?
Hay quien lo ha hecho. La Ley de Calidad del PP no tenía un euro al lado. Nosotros hemos damos muestras de que cada vez que planteamos un propuesta hay un compromiso de financiación.

Con 1.570 millones para tres años no se puede hacer mucho.
Eso es lo que pone el ministerio. ¿Cuánto está dispuesto a aportar cada comunidad? Como no hay compromiso no lo podemos saber.

Dada las diferencias que existen entre unas comunidades y otras en un tema tan importante como la educación, ¿habría que replantearse el rescate de alguna de las transferencias en esta materia?
Hace 30 años decidimos un modelo de Estado y no lo cuestionamos. Lo que pedimos es un compromiso para avanzar más rápido. Insisto en que si se rompe España porque los chicos estudien en catalán o en valenciano también se romperá cuando una comunidad no se quiera comprometer en modernizar su sistema educativo. En el caso de Valencia está claro.

¿Se puede recibir una educación de calidad en un barracón?
Eso pregúnteselo al gobierno autónomo que los tiene.

Desde la Comunidad Valenciana se les acusa, en cuanto al plan de dotación ordenadores, de no haber tenido la misma flexibilidad que con Cataluña.
Se ha tenido con todos la misma. Sólo ha habido comunidades que han querido asumir este compromiso y otras que no.

¿Los escolares de las comunidades que no lo han querido asumirlo están en desventaja respecto a los otros?
Yo creo que sí. La realidad es que vivimos en una sociedad que ya está conectada. En Internet está toda la información que quieras pero no es lo mismo para un adulto que para un chaval. Y por eso tenemos que empezar a trabajar con ellos una serie de valores, para que luego no nos quejemos de que todo es corta y copia. Yo creo que la escuela no puede cerrar esas puertas.

¿Ni alegando, como se ha hecho en la Comunidad Valenciana, que las pantallas son pequeñas o que pueden provocar miopía?
Eso lleva a pensar si los jóvenes valencianos tienen problemas ópticos distintos a los del resto de España. Cuando se pone en marcha este programa son los técnicos los que hablan de, cómo mínimo, tantas pulgadas. A partir de ahí cada comunidad decide. Por lo tanto, a la única conclusión que se puede llegar es a que es una excusa sin sentido.

¿Como la de impartir EpC en inglés?
Son posiciones que responden más a planteamientos políticos que a las necesidades de los estudiantes. Y me sorprende mucho. En EpC se ha puesto mucho énfasis en ciertas cuestiones y ninguno en hablar de qué valores son necesarios para los jóvenes en el siglo XXI.

¿La crisis y la necesidad de un cambio del modelo productivo han despejado cualquier duda sobre la importancia de invertir en educación?
Lo que ha evidenciado la crisis es la necesidad de que los jóvenes estén bien formados. Precisamos ciudadanos competentes, pero eso no quiere decir que tengamos que apostar única y exclusivamente por la universidad.

El gasto público en educación está un punto por debajo de la OCDE. ¿En cuánto tendría que aumentar el presupuesto para que recibiera la inversión que precisa?
Para la LOE se plantearon 7.000 millones para cuatro años. Ahora estamos hablando de 1.500 más otros 1.500 en tres años y las comunidades están recibiendo dinero extra. Ahora bien, cada gobierno autónomo decide cuánto pone en una cosa y cuánto en otra.

¿Corren peligro las becas?
No, las becas son un derecho y como derecho no corren peligro.

¿Es necesario mejorar la gestión de los centro públicos?
Los centros públicos funcionan bien, igual que los concertados. Lo que hay que desarrollar es que tengan más autonomía en función de las necesidades, por ejemplo, del barrio en que se encuentren para dar mejores resultados.

¿Qué hacemos con la generación ni?ni?
Es que yo creo que es la generación si-si a la que le ha tocado vivir momentos más complejos y quizá como mayor desorientación. Pero es una generación que cada vez va a estar mejor preparada y mejor formada.

La lengua ha sido uno de los principales escollos en las negociaciones con el PP. En las comunidades bilingües, ¿qué porcentaje de horas se van a impartir en castellano en relación a la otra lengua?
Yo quiero que alguien me presente a algún joven que a los 16 años, cuando ha terminado su etapa obligatoria, no hable, no lea o no comprenda el castellano en las comunidades donde hay otras lenguas. Pero sí que puedo demostrar que hay jóvenes con esa edad que no hablan, no leen y no comprenden la otra lengua de su comunidad.

Pero el porcentaje…
Esa es mi respuesta. Esa e insistir en que lo que necesitamos es saber lenguas europeas.

¿Dónde estudió usted, en la pública o en la privada?
En mi época sólo había escuela privada y unos pocos centros públicos. Yo estuve interna en un colegio de religiosas porque en mi pueblo no había dónde estudiar. Luego fui a la universidad pública.

¿Dónde estudian sus hijos?
Tengo una niña de 11 años que estudia en la pública.

¿Y dónde cree que lo hacen la mayoría de los hijos de los altos cargos del PSOE y del PP?
Pues no lo sé. Yo considero que la escuela pública está muy bien y que la concertada también. Creo que las familias elegimos en función de dónde vivimos.

¿Han pensado en controlar de algún modo los pagos supuestamente voluntarios que se fijan en la concertada?
Lo que está claro es que hasta los 16 años la enseñanza, además de ser obligatoria, ha de ser gratuita. Ninguna familia debe pagar nada en concepto de enseñanza salvo en los centros privados. Y sí, estamos trabajando en ver cómo se puede abordar la cuestión de esos pagos.

¿En qué país debería mirarse España en materia educativa?
Aprendemos todos de todos porque todos tenemos carencias y fortalezas. Nosotros en muy poco tiempo hemos avanzado más porque también el acceso y la obligatoriedad en España llegó más tarde que en otros países europeos. Sólo nos falta ir mejorando.

¿Realmente se ha estado cerca de conseguir el consenso?
El PP siempre ha sido muy firme en esas cuestiones que ha sacado del siglo pasado, sigue anclado ahí y no lo movemos. Me habría gustado que por una vez hubiese hecho el esfuerzo de comprender la necesidad que tenemos de mejorar el sistema educativo.

«NO PUEDO IMAGINAR LAS AULAS CONVERTIDAS EN CUARTELES»

¿Los profesores están bien pagados?
Están bien pagados al inicio de su carrera profesional y muy mal al final.

¿Influye eso en las ganas con que desarrollen su trabajo?
Creo que la docencia lleva una carga importante de vocación pero claro que algo desanimará.

¿Se puede acabar con al interinidad?
El propio sistema genera interinos, sólo podemos llegar a acuerdos sobre el porcentaje.

¿No tendría que haberse reforzado en el Pacto la autoridad del profesor?
Hemos hecho hincapié en la autoridad del profesor como persona que enseña, como autoridad pedagógica. Si no cuestionamos al médico, ¿por qué sí al profesor? Y estoy hablado de que lo hacen las familias, no sólo los chicos. El profesor es el que sabe y necesita todas las herramientas para poder resolver cualquier problema de comportamiento antes de que ocurra. Esa es su autoridad.

Pero su reconocimiento como autoridad cambiaría la respuesta penal en casos de agresiones.
No me imagino las aulas convertidas en cuarteles de la Guardia Civil o del Ejército. En lugares donde hay mucha gente hay roces, pero lo que hay que hacer es aprender a templarlos. Tienen que aprenderlo los jóvenes, pero también los adultos. Y claro que hay jóvenes complicados, pero no son la mayoría. Si no, en vez de centros educativos haríamos reformatorios. La escuela es un centro de convivencia donde tiene que convivir mucha gente y por fortuna se convive bien.

¿A esos centros de convivencia puede una niña asistir con un velo?
Lo que quiero es que es niña llegue a los niveles más altos de formación. Todavía recuerdo a nuestras abuelas con un pañuelo en la cabeza. Y hablo de pañuelo, no de ir tapadas.

¿Y colgarse un crucifijo en la pared?
No suele ser un problema. Cuando ha habido algún conflicto los centros lo han sabido resolver perfectamente.

Datos informativos

Fecha inicio : 10-05-2010
Información extra :
Entrada libre

Leave a Reply