INTERVIENE:

ANTONIO GUTIÉRREZ VEGARA. Secretario general de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CC.OO.)

MODERA:

JOSÉ MARÍA PEREA. Periodista

ANTONIO GUTIÉRREZ DICE QUE MANTENER EL PODER ADQUISITIVO DEL TRABAJADOR ES CONTRIBUIR AL REPUNTE ECONÓMICO

ROSA ANA FRAILE

El secretario general de CC.OO. introdujo su exposición diciendo que los problemas del país y los retos que tiene por delante «exigen más pensar y menos de las ocurrencias e improperios que se cruzan de un lado a otro del espectro político español». Por esta razón consideró oportuno variar el contenido de su charla y centrarse más en la problemática actual que en propuestas futuras porque a su juicio hablar del presente «me parece una obligación inexcusable».

Respecto a la recuperación económica a la que está asistiendo el país, dijo que «queda en la nebulosa» quizá porque está motivada más por elementos exógenos -devaluació de la peseta, mejora de las exportaciones y año turístico excepcionalmente bueno- que por empeños propios o correcciones en las políticas económicas que se han venido practicando. Para el líder de CC.OO., «si se agotan los efectos de estas circunstancias temporales tememos que se nos pase el tiempo y la recuperación económica quede como una bengala que pase por delante sin que deje una estela de crecimiento sostenido y creación de empleo y sí una recesión más grave de la que hemos vivido».

Calificó de «visión simple» la pretensión de que con la reforma laboral se iba a crear empleo proque «las leyes por sí solas ni crean ni destruyen empleo» y convino en que «no era y no es el factor trabajo el único responsable, por su pretendida rigidez o carestía, de nuestra falta de competitividad y nuestra incapacidad para incorporar a más gente en el mercado laboral.

Respecto a la política presupuestaria para 1995 dijo que lo que revela es una tendencia a la baja en la inversión pública y un incremento en el gasto fiscal, supuestamente para mejorar la inversión productiva «pero que veremos que es un gasto tan abultado como difícil de verificar su utilización para crear empleo e inversión productiva», agregó.

El secretario de CC.OO. señaló que «deberíamos darnos cuenta de que lo que no funciona en nuestro país es por un lado la inversión productiva y la demanda del consumo después del esfuerzo salarial de este año». Por esta razón Gutiérrez considera que la inversión debería ser inducida, dando ejemplo, desde la inversión pública de forma selectiva.

Sobre el Plan de Convergencia en el que el Gobierno prevé reducir el déficit público hasta el 3% para el 97 tal y como marca el Tratado de Maastricht, Gutiérrez dijo que «nuestros diferenciales con la UE no son de tipo monetario sino expresiones de la economía real y si se continúa con la obsesión de reducir el déficit sin atender la economía real se volverá a recortar el gasto social».

El líder de CC.OO. criticó las «voces tan alarmistas como falsas» que dicen que el sistema público de prestaciones está en quiebra dado el superávit de 488.000 millones que tiene la Seguridad Social y dijo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) «se ha ensañado más con nuestro país para promover sistemas de capitalización individuales, similares a los que impuso Pinochet en Chile porque ha encontrado más endeblez política». A su juicio hay que buscar fórmulas de racionalizar el gasto social, pero promover sistemas de capitalización en países europeos «es una carga de dinamita a nivel social y un factor de inestabilidad democrática» al tiempo que apuntó que la mayor contribución que puede hacer un gobierno es asentar las prestaciones sociales como un derecho y no como prebendas que dependen de los avatares políticos.

Gutiérrez insistió en que la modernización de las relaciones laborales pasan por la sustitución de las ordenanzas y en consecuencia de muchos convenios y se refirió al acuerdo alcanzado con la CEOE como el eje de la negociación colectiva para el próximo año. Asimismo el secretario de CC.OO. insistió en que el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores es la mejor contribución a la recuperación porque con ello se estimula la demanda. Por último el líder sindical se refirió a la necesidad de coordinar las políticas industriales entre comunidades autónomas y defendió el capital humano como la mayor riqueza de las naciones para el siglo XXI. Por esta razón, dijo «el camino no está en arruinar la mano de obra con precarización sino en fomentar la equidad social y la eficiencia económica».

Datos informativos

Fecha inicio : 24-11-1994

Leave a Reply